Grupos de presión: relación incierta con el gobierno

"MES: FEBRERO"

En lo que se refiere a mis colaboradores directos, tengo un alto grado de influencia. Hay disciplina y creo que esto se debe, en buena parte, al tipo de gente que escogí. En lo que toca a las relaciones entre el gobierno y la sociedad, o el gobierno y los factores reales de poder, he encontrado un gobierno muy desgastado, muy desarticulado. Por ejemplo, en el caso de los empresarios no he podido controlar plenamente sus expresiones. Mi relación con ellos todavía se encuentra muy entre azul y buenas noches. La relación con la prensa ha sido muy difícil también. Exige una acción casi diaria y, sin embargo, los resultados todavía son muy insatisfactorios.

En cuanto a mi relación con los trabajadores, reconozco que han actuado de una forma muy respetuosa, incluso afectuosa. Están participando de una manera solidaria con el gobierno, pero sé que me lo van a cobrar. Los campesinos, por su parte, hasta ahora no me han dado ningún problema; ni a nivel de organización ni de liderato. Sin embargo, hay que estar atentos, porque pudiera ser que los líderes campesinos se me apoltronen y surjan problemas graves en el campo.

Hay que reconstruir el poder del gobierno y volverle a dar ascendencia. A veces pienso que esto se está logrando, que se le está imprimiendo una nueva fortaleza y vigor, pero en ocasiones siento que aún falta mucho para lograrlo.

 
.:: Miguel de la Madrid Hurtado: Cambio de Rumbo ::.