Problemas estructurales en el comercio

"MES: FEBRERO"

El comercio es una parte sumamente importante del sector servicios, pero cuando hablamos de él debemos desagregar más. Tenemos la tendencia a hablar de las cosas en bloque, cuando de hecho no son homogéneas. Definitivamente hace falta un plan de modernización que evite el intermediarismo. El comercio, como reflejo de nuestra sociedad, tiene un sector moderno y otro tradicional. El sector moderno atiende a las clases medias y altas, mientras que el tradicional, el más caro, es el que da servicio a los pobres. Por eso, desgraciadamente, compra más barato el rico y más caro el pobre.

Hay que reconocer que todo el sector comercio exige un gran replanteamiento. Los estudiosos tienen 40 años tratando de ponerse de acuerdo en cómo hacer un código de comercio y todavía no han llegado a ninguna conclusión. Existe un número enorme de reglamentos, muchos de ellos prácticamente desconocidos. Habrá que revisar todo con mucho cuidado para eliminar las normas que sólo entorpecen.

Se ha hablado mucho del sistema nacional de abasto. Es necesario pensar en él no sólo en términos de crear más centrales, ya que además del problema de las instalaciones físicas hay que regularizar y reglamentar adecuadamente el desarrollo del comercio. Se tiene que profundizar, considerando los diversos enfoques posibles. No se puede actuar mientras no se tenga un panorama que exhiba los verdaderos problemas del comercio. En este sentido, la discusión de qué le toca al Estado y qué le toca a la iniciativa privada equivale a bordar en el vacío. Mientras no exista un verdadero diagnóstico y un verdadero plan general de acción, es ocioso el intento por determinar qué le toca a cada quien. El sistema comercial es uno de los problemas estructurales de la economía mexicana.

 
.:: Miguel de la Madrid Hurtado: Cambio de Rumbo ::.