Visita del Presidente de Guatemala, Vinicio Cerezo

"MES: MARZO"

El 25 de marzo me reuní en Cancún, Quintana Roo, con el Presidente guatemalteco Vinicio Cerezo. La entrevista fue promovida por él. Se trató de una reunión que en algún momento convinimos que debería ser anual. Cerezo buscó que ésta se diera y yo asistí con mucho gusto. Nuestro objetivo esencial era cambiar impresiones y fortalecer la relación personal entre los presidentes, pues sabemos que esto da un acercamiento entre los gobiernos.

Respecto a la seguridad fronteriza, quedamos en que, cuando haya algún conflicto, cuando cualquiera de las dos partes tenga una queja, lo comunique con franqueza al otro país, usando para ello el nivel que corresponda, esto es, la Secretaría de Relaciones Exteriores, la Secretaría de la Defensa o, si el caso lo amerita, el nivel presidencial. Nuestra meta en este terreno fue buscar una mecánica para prevenir conflictos. Cabe aclarar que en esta reunión no hubo ninguna reclamación.

Yo he respaldado el programa gubernamental guatemalteco y ello, según me dice el mismo presidente Cerezo, le sirve en el ámbito interno. Actualmente tie- ne a dos sectores de la sociedad en su contra: la oligarquía y los grupos radicales de derecha dentro del ejército. La insurgencia, según él, es muy limitada; la calcula en no más de 1 500 guerrilleros. Yo creo que el esfuerzo de Cerezo debe calificarse como de reconciliación interna. Por lo mismo, se oponen a su esfuerzo tan- to la ultraderecha como la ultraizquierda.

Al mismo tiempo que tuvo lugar la reunión de presidentes, dialogaron los directivos de la Comisión Mexicana de Ayuda a los Refugiados, y su equivalente guatemalteco, la Comisión Especial para Ayuda a Repatriados. En esta reunión se reiteró que el problema es de ambos gobiernos, y que no existe una solución inmediata para los refugiados.

Sabemos y entendemos que la repatriación tiene que ser gradual. Los mexicanos no podemos exigir que se apresure ese proceso, porque sostenemos que la repatriación debe ser libre. Por ello, mientras los refugiados no sientan plena seguridad al volver a su país, no lo harán. Además, he sabido que muchas de las tierras que desocuparon ya fueron dadas a otros campesinos.

En cuanto a Contadora, el presidente Cerezo pidió la reactivación de las la- bores de los grupos Contadora y de Apoyo. Yo, por mi parte, tengo la impresión de que no debemos presionar para brindar apoyo por medio de Contadora. Creo que, por el momento, todo plan en este sentido debe quedar pendiente.

Los resultados de esta entrevista fueron positivos, tanto en el terreno bilateral como en el regional. La reunión se dio en un ambiente de cordialidad. Nuestra relación con Guatemala es importante para atender el ambiente que en torno nuestro existe en Centroamérica, y que no siempre es muy positivo.

 
.:: Miguel de la Madrid Hurtado: Cambio de Rumbo ::.