Centroamérica: Estados Unidos frente al Plan Arias

"MES: ABRIL"

El 18 de abril el gobierno de Estados Unidos declaró que apoyaría el Plan Arias como continuación de la actividad del Grupo Contadora. Sin embargo, a mí me pareció dudosa la sinceridad del apoyo, dado que el plan explícitamente solicitaba que se suspendiera la ayuda a la "contra". Este punto, de hecho, ya estaba causando divisiones entre Costa Rica, por una parte, y El Salvador y Honduras, por la otra, ya que estos últimos dos países comparten el esquema norteamericano que considera necesario mantener la presión militar sobre los nicaragüenses, a fin de obligarlos a negociar.

La simpatía norteamericana por el Plan Arias resulta poco creíble, pues es evidente lo difícil que sería para Reagan retractarse de su compromiso con los “contras”. De hecho, su debilitamiento, dado el escándalo “Irán-Contras”, hace temer de nuevo la invasión norteamericana a Nicaragua. Ésta es poco probable, aunque resulta impredecible lo que haría Reagan si se siente acorralado.

La posición de México respecto al Plan Arias es de simpatía, porque representa un esfuerzo de paz surgido del ámbito mismo de Centroamérica. Sin embargo, entendemos que su viabilidad, como la del Grupo Contadora, depende de que exista la voluntad política necesaria para ello.

Nuestra diferencia con el Plan Arias deriva de su exigencia de buscar la democratización interna de Nicaragua. Ella supone que los sandinistas levantaran el estado de emergencia, ampliaran la amnistía a los “contras” y mejoraran sus relaciones con la jerarquía religiosa. Estas peticiones constituyen, desde nuestro ángulo, una violación al principio de autodeterminación de los pueblos. Por ello, nosotros no podemos apoyar este punto.

 
.:: Miguel de la Madrid Hurtado: Cambio de Rumbo ::.