San Luis Potosí: conflicto en la universidad estatal

"MES: SEPTIEMBRE"

El viernes 19 de septiembre el Consejo Directivo de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí expulsó al rector de esa casa de estudios, José de Jesús Rodríguez Martínez, porque -según el dictamen realizado- era culpable de la violencia prevaleciente entre los grupos estudiantiles, de desvío de recursos económicos y de mantener en la nómina a "gente extraña".

Resulta lamentable que el rector se haya valido de porros para mantenerse en el poder. Sin embargo, lo grave políticamente es que era gente del gobernador Florencio Salazar.

Este conflicto, como los otros que han surgido durante el gobierno de Salazar, demuestran la incapacidad del gobernador para conciliar e incluso para dialogar. No creo, como algunos suponen, que el ex gobernador y líder vitalicio del magisterio, Carlos Jonguitud, esté provocando de manera activa los problemas que enfrenta el gobierno de San Luis Potosí. Yo pienso que los causa la torpeza misma de Salazar. Ahora bien, como el gobernador no es gente de Jonguitud, éste lo deja resbalar.

La realidad es que existe consenso en calificar a Florencio Salazar, de entre los gobernadores que tomaron posesión durante mi mandato, como el más inepto. Sin embargo, y por el momento, no me parece conveniente promover su retiro, pues según la legislación estatal, todavía no ha pasado el tiempo suficiente para nombrar un gobernador sustituto, lo que significa que tendríamos que convocar nuevamente a elecciones. El ambiente no es propicio para ello, pues todavía está fresca la herida que dejaron las elecciones de Chihuahua.

Por otro lado, en San Luis Potosí, cuando menos en la capital, los partidos de oposición son muy fuertes y, seguramente a raíz del rosario de errores que a diario comete Salazar, se han fortalecido. El horno no está para bollos.

 
.:: Miguel de la Madrid Hurtado: Cambio de Rumbo ::.