Mercado petrolero: llamada de atención

"MES: ENERO"

En el mes de enero cayeron los precios del petróleo en el mercado libre. La situación se tornó incierta. Se conoce la situación del mercado libre de Rotterdam, pero no la de las ventas contratadas. Ante ello, México reiteró su posición de no ampliar el nivel de sus ventas, ni vender por abajo de los precios de la OPEP. En este momento, lo único posible es mantenerse atentos a las diferentes variables que pueden determinar la situación, como la política petrolera de Inglaterra y Noruega —lo deseable es que mantengan una política similar a la de México— y la actuación de la OPEP en su reunión de febrero.

La OPEP está dividida; de hecho, en riesgo de entrar en proceso de disolución. Esta organización surte menos de la mitad de la oferta del mercado libre y aproximadamente 34% del total mundial, incluyendo a los países socialistas. Su fuerza, sin embargo, se encuentra en las reservas petroleras de Arabia Saudita, factor que sigue siendo determinante en el mercado. Finalmente, hay que esperar para ver si la baja del petróleo produce efectos positivos sobre las tasas de interés. En estas circunstancias es prematuro tomar cualquier medida. Hay que esperar y observar.

En el mercado petrolero internacional concurren tanto las fuerzas libres del mercado como la intriga y el espionaje. El mercado petrolero mundial es muy especial; en él participan los representantes del mundo capitalista y los árabes. Es un mercado misterioso, en el que se dan cosas raras, en el que hay que aceptar que está vigente el rejuego del mundo árabe, su política y su religión.

A México le tomó desprevenido su importancia como productor; somos débiles en inteligencia y en diplomacia petroleras. Hasta ahora hemos actuado de manera improvisada y esto lo debemos corregir. Desde los primeros días de mi gobierno envié a Europa una delegación formada por Eliseo Mendoza Berrueto y Jorge Eduardo Navarrete para que establecieran un primer acercamiento con ese mundo. Es importante que nos conozcan, que nos vean. Nosotros no somos miembros de la OPEP; sin embargo, debemos establecer con ellos una mayor comunicación, hacernos presentes, aprender más sobre lo que es ese mundo y, en caso de que se llegara a juzgar conveniente, participar del espionaje. Tenemos que conocer más el mundo petrolero, tenemos que dejar de ser novatos en ese terreno.

 
.:: Miguel de la Madrid Hurtado: Cambio de Rumbo ::.