Sindicato petrolero: entrevista con Fidel Velázquez

"MES: ABRIL"

El 22 de abril, Fidel Velázquez vino a visitarme. Uso esa palabra, porque en realidad no traía una agenda con temas específicos. Se trataba sólo de conversar y mantenerse en contacto. Inició la plática informándome que tenía programado un viaje a China. Después, y de manera suave, pasamos a otros temas.

Se manifestó satisfecho por los resultados de la última ronda de negociaciones salariales. No obstante, me pidió que hiciera el máximo esfuerzo por cuidar el estómago de los trabajadores. Por otro lado, estuvimos de acuerdo en la conveniencia de sentar en la misma mesa de negociaciones a los obreros y a los empresarios. Esto es importante, porque algunos empresarios aparentemente prefieren aumentar los sueldos, en lugar de aceptar la miscelánea fiscal que se les impuso o las nuevas cuotas al Seguro Social. Todo, antes que fortalecer al gobierno.

Fidel Velázquez entiende la política económica que estamos siguiendo y, por tanto, tiene una actitud positiva. Cree que la crisis va a durar 10 años y actúa en consecuencia.

Tratamos el tema de los petroleros, pues don Fidel traía el encargo de Hernández Galicia de solicitarme una cita. Desde luego ésta no fue la razón principal de su visita; sólo aprovechó la ocasión. Para mí resulta conveniente hacerle un favor a don Fidel, pues de cualquier forma, tarde o temprano, hubiera tenido que recibir a “La Quina”, quien a través de diferentes intermediarios me había hecho saber que deseaba una entrevista conmigo.

Cuando don Fidel me tocó el tema, le respondí que los petroleros se estaban portando mal, pues estaban muy resentidos por la Ley de Obras Públicas, que afecta su participación en contratos y adquisiciones. Aceptó mi punto, como también aceptó que el trato con Hernández Galicia era difícil, pues éste desdecía su palabra con hechos. Don Fidel me comentó que les había informado a los petroleros que si volvían a meter el cántaro en el agua, ya no los iba a ayudar. Este dato fue lo más importante de nuestra entrevista, pues me reafirmó la lealtad del viejo líder obrero.

 
.:: Miguel de la Madrid Hurtado: Cambio de Rumbo ::.