Sismos: destrabando el problema habitacional

"MES: ABRIL"

El 7 de abril, John Gavin, quien fuera embajador de Estados Unidos en México durante cinco años, renunció a su cargo. En la carta que con ese fin envió al presidente Reagan y que dio a conocer a la prensa, señaló que se trataba de una decisión personal, pues deseaba retirarse a California para dedicarse a los negocios. La renuncia se hizo efectiva a partir del 15 de mayo.

Mucho se especuló en la prensa mexicana sobre las verdaderas causas de su renuncia. Yo creo que ésta obedeció a las razones esbozadas por Gavin. No obstante, cabe suponer que el desencanto del ex embajador deriva de la frustración de sus expectativas de alcanzar un mayor desarrollo político dentro de su país, como consecuencia de la reelección del presidente Reagan.

No creo que la renuncia de Gavin signifique un cambio en la política de los Estados Unidos hacia México, aunque tal vez haya algo de cierto en el supuesto de que George Shultz estaba a favor del cambio, porque no simpatiza con los embajadores políticos que ha nombrado Reagan, en su mayoría ultraconservadores y muy combativos. Es sabido que Gavin no tenía una relación muy buena con el Departamento de Estado, como tampoco la tenía con otras dependencias públicas en Estados Unidos.

En cuanto a nosotros, partimos del supuesto de que casi cualquier persona será más fácil de tratar que Gavin, quien en mi opinión, por falta de inteligencia, actuó de manera arrebatada, torpe y ofensiva.

 
.:: Miguel de la Madrid Hurtado: Cambio de Rumbo ::.