Programa de empleo

"MES: ENERO"

El día 18 se dio a conocer el programa de empleo, que es una medida compensatoria para evitar que ascienda desmedidamente el desempleo. Busca mantenerlo en 8%, lo que supone crear entre 500 000 y 700 000 puestos, aunque sean temporales. De hecho, significa una reestructuración del gasto público que disminuye el gasto industrial y se orienta a programas de mano de obra tales como carreteras, mantenimiento ferroviario y servicios. Estos gastos van a aumentar activos fijos y, por ello, no es un programa keynesiano. Sin embargo, considero que esta medida coyuntural no modifica el tipo de industrialización existente. Los cambios estructurales requieren mucho más que eso.

Los criterios con los que se seleccionó a los coordinadores regionales del programa de empleo obedecieron al deseo de incluir a miembros de la clase política tradicional, a gente con experiencia en el manejo de hombres y conflictos. La selección fue hecha por Carlos Salinas y tuvo por objeto lograr la adhesión de individuos de diferentes tendencias y generaciones a los programas de gobierno.

Siento que ya tengo control de los puestos clave y, por lo tanto, puedo incluir a estos hombres que, de hecho, cuentan con sus propias clientelas. Soy consciente de que muchos de ellos son polémicos, como Manuel Bernardo Aguirre, Teófilo Borunda, Luis Farías y Jorge Rojo Lugo, pero su inclusión permite sumar más de lo que resta. Su presencia elimina posibles focos de oposición. Sé que algunos de ellos no favorecieron mi precandidatura, pero de esta manera los neutralizo. Estoy convencido de que no pasa nada si los excluyo, pero también de que el incluirlos puede traer algunos beneficios.

 
.:: Miguel de la Madrid Hurtado: Cambio de Rumbo ::.