Fuerzas Armadas: relación de poder

"MES: DICIEMBRE"

Desayuné con las Fuerzas Armadas. Escogí para ello un recinto militar, evitando, como lo hice también con el Poder Judicial, que los militares acudieran a Palacio. Quise darles su lugar. Propuse a las Fuerzas Armadas un acercamiento entre sí, procurando así subsanar el sesgo de indiferencia que el Ejército tiene por la Armada. No me limité al halago tradicional. En mi discurso traté temas de política militar, lo que creo que fue bien recibido. Además, orienté tanto al secretario de Defensa como al de Marina en las líneas políticas que ellos deberían seguir, a fin de dar participación al Ejército y a la Armada en el ámbito de las diferentes competencias del gobierno. Con ello busco que este sector, mediante un mayor conocimiento y participación, sea cada vez más solidario con las políticas del Ejecutivo.

Naturalmente, la reunión sirvió para concretizar el mando que asumí sobre las Fuerzas Armadas. Yo confío plenamente en la lealtad del Ejército, porque creo que la imagen que ha proyectado en nuestra sociedad se fundamenta en su lealtad a las instituciones. El Ejército es básicamente muy leal, más leal que la burocracia y que los obreros. Ésa, su lealtad, es la mayor fuerza que tienen los militares. El Ejército mexicano es pequeño y no muy fuerte; depende totalmente del Ejecutivo, ya que en la medida en que el gobierno sea débil, ellos se sienten amenazados. Saben que de existir un movimiento social amplio, ellos no podrían contenerlo. Por eso la fortaleza del Ejecutivo es una condición indispensable para su supervivencia. Un Presidente débil los dañaría. Si ellos critican la desorganización, la indisciplina y la corrupción, es porque desean un Ejecutivo fuerte.

Cabe también aclarar que las posibles críticas que ciertos sectores del Ejército pudieron hacer en el pasado sobre la corrupción del sector público están limitadas por el hecho de que ellos también tienen lo suyo. El Ejército tiene una clara conciencia de su situación, de que su supervivencia está estrecha y directamente ligada a la fortaleza del Ejecutivo. Por eso son leales, por eso no albergo temor en ese sentido.

 
.:: Miguel de la Madrid Hurtado: Cambio de Rumbo ::.