Sindicato petrolero: reacción a las medidas para combatir el contratismo

"MES: MARZO"

EL 18 DE MARZO SE CONMEMORÓ, EN NUEVO PEMEX, TABASCO, el XLVI aniversario de la expropiación petrolera. A la ceremonia asistieron cerca de 2 000 personas, como es tradicional en esa festividad petrolera. Su importancia radica en que el gremio la asocia con la segunda independencia nacional, la independencia económica. Por ello, no es posible limitar la magnitud del evento que organizan sin dar la impresión de que se está disminuyendo el mérito mismo de la expropiación petrolera. Yo impuse cierta moderación al no asistir acompañado de todo mi gabinete, como ocurría anteriormente.

Lo más importante en esta ocasión fue que los líderes petroleros quisieron aprovechar el escenario para combatir el desprestigio que los agobia. Debido a ello, insistieron en que durante la ceremonia hicieran uso de la palabra 29 líderes seccionales, además del mismo Barragán Camacho. Su objetivo era demostrar, enumerando las obras de acción social del sindicato, que el dinero recibido de la empresa ha sido empleado adecuadamente.

Beteta, quien en esa ocasión rindió su informe anual de labores, trató de evitar que los petroleros usaran la ocasión para su beneficio. El asunto me llegó, pues Beteta planteó la posibilidad de que interviniera mi Estado Mayor para evitar que hablaran los líderes seccionales. No estuve de acuerdo con su propuesta, porque hubiera dado lugar a una fricción innecesaria y provocado el resentimiento del sindicato y, sobre todo, porque pienso que hay que dejar fluir las cosas, no tenerlas constreñidas. El sindicato petrolero debe manifestarse como es.

La ceremonia se inició con el discurso de Beteta, quien en todo momento mantuvo un tono ejecutivo. Señaló que Pemex está, por primera vez en 10 años, en números negros. Dijo que la empresa obtuvo utilidades de 800 000 millones de pesos, que pasaron a formar parte de las reservas patrimoniales de la nación por medio de los impuestos. Añadió que durante 1983 Pemex pagó en efectivo impuestos por un billón 160 mil millones de pesos y entregó 347 000 millones de pesos más, correspondientes a impuestos retenidos a terceros. Finalmente, dijo que en ese lapso se amortizaron 2 000 millones de dólares de la deuda de Pemex y se logró un ingreso de divisas al país por 16 517 millones de dólares.

En contraste, los discursos de los líderes petroleros resultaron poco serios. El tono insolente es ya un estilo entre ellos, como lo demuestran las palabras de Barragán Camacho, quien se atrevió a decir: “Entre más hemos defendido con eficacia a la industria, más nos han agredido; entre más leales somos a los presidentes de la República, más nos deforman. Tal parece que es mejor no ayudar a nadie, ni ser leal, para que no se nos ataque”. En el fondo, más que insolentes, carecen de buenas maneras.

De cualquier forma, la impresión que causaron sus intervenciones fue mala, pues su afán por justificarse resultó evidente. Peor aún, no lograron su propósito de rendir cuentas. Quienes sumaron las cifras que ellos mencionaron se dieron cuenta de que éstas difícilmente alcanzan los 5 000 millones de pesos, cantidad muy inferior a la que el sindicato ha recibido. Así que sus palabras, en última instancia, provocaron irritación y enojo por el alto grado de desprestigio que ya tiene el sindicato.

La intervención más agresiva tuvo lugar durante la comida que siguió a la ceremonia. Ahí, Sebastián Guzmán, quien probablemente será el futuro dirigente del sindicato, pidió que se replantearan las relaciones entre la empresa y el sindicato, a fin de que las obras de mantenimiento y operación, que se venían realizando por contrato, sean ahora administradas por la empresa.

Ésta es su respuesta a la disposición contra el contratismo del 30 de enero pasado. Quieren eludirla parcialmente, recuperando la fuerza que perdieron en la venta de contratos, al obligar a la empresa a utilizar a sus agremiados en tareas que antes se contrataban. Cuando menos, ahora está clara su tirada.

 
.:: Miguel de la Madrid Hurtado: Cambio de Rumbo ::.